in

«Against All Odds»: La vez que Phil Collins transformó el dolor en uno de sus mayores éxitos

Los genios tienen esa capacidad alquímica de crear algo bello a partir del sufrimiento personal. Phil Collins es uno de ellos.

Cuántas lágrimas derramadas con «Against All Odds» de Phil Collins. Una verdadera obra maestra de los 80 que aún sobrevive en los recuerdos de millones de personas a lo largo y ancho del mundo. Una canción que se hizo para romper las barreras del tiempo y así durar para siempre.

Cuando se escribió originalmente para el álbum Face Value (1981), el nombre de esta pista  era en realidad «How Can You Just Sit There». El título finalmente se cambió a «Against All Odds (Take a Look at Me Now)» debido a que apareció en una  película de 1984 dirigida por Taylor Hackford y protagonizada por Rachel WardJeff Bridges y James Wood, que lleva el mismo nombre de esta canción inolvidable.

Phil Collins

Risas, dolor y lágrimas son algunas palabras que Phil usó para hacer catarsis de su primer divorcio con Andrea Bertorelli en 1980, con ella tuvo a sus hijos Joely y Simon. El fin de un matrimonio muchas veces se traduce en violencia y eso está muy mal porque se pasa del amor a una obsesión ilógica y tóxica que termina arruinando ambas vidas. Pero el poeta Collins optó por el mejor camino, transformar el dolor en belleza, un don virtuoso que pocos desarrollan. Sin embargo, años después el proceso judicial del divorcio se convirtió en un lamentable y turbio camino.

Escribí «Against All Odds» para canalizar un momento miserable que a muchos no toca vivir en la vida real. Tuve una mala experiencia durante mi primer divorcio y la hice canción.

Phil Collins en una entrevista con Mojo (2015)
Phil Collins junto a su ex esposa Andrea Bertorelli (1975)

El cantautor británico describe en esta canción creada por las noches con una lapicera, una hoja y su piano, un romance muy profundo basado en algunas de las cosas que dice, buscando recuperar al amor de su vida «contra viento y marea» porque se trata de «la única que realmente lo conocía».

Este fue el primero de siete éxitos número 1 en solitario en EE. UU. para Collins, los cuales llegaron a la cima de las listas musicales en los años 80. Todavía estaba registrando éxitos con Genesis durante este tiempo, incluido el número 1 «Invisible Touch» en 1986.

Esto le valió a Collins el premio Grammy de 1984 a la ‘Mejor Interpretación Vocal Pop’. Fue nominada al Oscar a la ‘Mejor Canción Original’ pero perdió ante «I Just Called To Say I Love You» del gran Stevie Wonder. En 1999 Collins tuvo su revancha y ganó la estatuilla dorada con la canción «You’ll Be In My Heart» que escribió para la película Tarzán.

Phil Collins interpretó «Against All Odds» en vivo en el icónico Live Aid en 1985. Esta sigue siendo una de las presentaciones en vivo más notables de esta canción en la que pide que el amor vuelva a él.

¡Que vuelvan los lentos! ❤️

Blur anuncia su reunión para tocar en el estadio de Wembley en 2023

Morrisey abandonó un show en Los Ángeles a los 30 minutos porque le hacía frío