in

El calvario que vivió Tina Turner antes de convertirse en la Reina del Rock

Una mujer fuerte que supo afrontar y superar la tormenta que golpeó su vida. Maltratos, abusos y el suicidio de su hijo mayor.

Tina Turner es sinónimo de alegría, carisma y simpatía, sin embargo, detrás de esa persona agradable hubo mucho sufrimiento, que gracias al desarrollo de su fuerza interior, pudo transformarlo en amor con el paso del tiempo. Hoy tiene 82 años y se encuentra alejada de las cámaras, la vida la premió y vive rodeada de armonía al lado de un hombre que la trata con mucho cariño y respeto.

Anna Mae Bullock nació en 1939 (Brownsville, Tennessee), su nombre artístico es Tina Turner y tuvo una infancia muy cruda debido a que sus padres eran tan pobres que tuvieron que separarse y dejar a ella y a su hermano a cargo de su abuela.

Recién en su adolescencia, Tina comenzó a sumergirse en la escena musical R&B de St. Louis, Missouri. Se dedicaba a cantar en bares y clubes nocturnos hasta que en 1956 se cruzó en Club Manhattan con quien fue su marido durante 20 años, Ike Turner. Ambos desarrollaron una exitosa carrera musical en los sesenta. Tuvieron su primer hijo en 1960, al año siguiente se casaron en Tijuana y luego abrieron camino en el mercado ‘mainstream’ trabajando juntos en el disco River Deep – Mountain High (1966).

Tina Turner junto a Ike Turner

Detrás de ese aparente éxito familiar y profesional que comenzaba a tomar forma, existía un mundo oscuro y violento. Una realidad oculta, sangrienta y manipulada por el perverso Ike. En la autobiografía de Tina Turner: I, Tina: My Life Story (1986), la cantante revela los abusos y malos tratos por parte de su marido. Debido a estas evidencias de violencia doméstica, Ike y Turner se separaron en 1976.

Una vez me arrojó café caliente a la cara provocándome quemaduras de tercer grado. Usó mi nariz como saco de boxeo tantas veces que podía saborear la sangre corriendo por mi garganta mientras cantaba. Me rompió la mandíbula. Y no podía recordar lo que era no estar con los ojos amoratados.

Tina Turner – Autobiografía: I, Tina: My Life Story (1986)

En 1968 Tina tomó la drástica decisión de quitarse la vida porque no soportaba más los golpes y los momentos de humillación por parte de su esposo. Tomó 50 pastillas de somníferos y gracias a Dios la salvaron el el hospital con un lavado gástrico.

Luego del divorcio durante el verano de 1976, Ike siguió golpeando y persiguiendo a Tina, por eso tuvo que esconderse en la casa de la hermana de su abogado por tres meses hasta que logró tomar fuerzas y armar su propia banda. Cuando Ike se enteró de su nuevo proyecto musical intentó volver a arruinarla física y mentalmente. Su maldad no tenía límites, también intentó sobornar a las discográficas para que no contraten a Tina.

En 1983 David Bowie y Keith Richards asistieron a uno de sus shows, logrando que sea super mediático y a partir de ese momento la vida de la cantante tuvo un giro de 180 grados y quedaron atrás todos esos momentos desagradables que le tocó sufrir. Firmó contrato con grandes discográficas como Capitol y EMI.

Tina Turner junto a Keith Richards y David Bowie

Comenzó a llenar estadios en todo el mundo, ganó doce premios Grammy y vendió más de 200 millones de discos, la vida la premió con mucho éxito, en cambio su ex marido Ike murió en 2007 por una sobredosis de cocaína.

Turner anunció su retirada del mundo de la música de manera oficial al cumplir los 70 años. Desde 1995, vive en Suiza con su actual marido, Erwin Bach, un empresario de la industria de la música 16 años menor que ella, con quien se casó en el 2013.

Tina Turner junto a su actual esposo Erwin Bach

En 2018 su hijo mayor Raymond Craig se quitó la vida. Luego de esta nueva desgracia en su vida, pudo volver a resurgir como el ave fénix y ahora vive feliz con un marido que la quiere, disfrutando de su libertad y de su obsesión por la decoración, su gran pasión además de la música.

Gustavo Cerati: así se grabó el videoclip de la canción «Crimen»

A 26 años del ‘MTV Unplugged’ de Alice In Chains