in

El cantante de los Sex Pistols dejó el punk por amor

Johnny Rotten dejó la música para cuidar por tiempo completo a su esposa que padece Mal de Alzheimer.

Lejos de las peleas, disturbios y excesos en el mundo del punk rock, John Lydon, más conocido como Johnny Rotten por haber sido vocalista de los Sex Pistols, ahora es un hombre de 65 años que vive en California y cuida a su esposa Nora Forster (78) que padece la enfermedad de Alzheimer.

Ella no me olvida. Olvida todo lo demás menos a mí.

Johnny Rotten a la BBC

La pareja vive en los Estados Unidos desde los años ochenta porque les gusta el buen clima californiano, totalmente distinto al templado oceánico de su natal Londres.

Sin papeles de por medio, la decisión de seguir juntos está tomada. Para Rotten es «un proceso perverso, debilitante y lento» pero también asegura que no tiene miedo y las adversidades que se le presentan en la vida le dan más ganas de vivir.

John Lydon, más conocido como Johnny Rotten, con su pareja, Nora Forster en 2001. PH: Fin Costello

Los Sex Pistols se separaron en 1978, Rotten formó otra banda Public Image Ltd, tuvo más éxitos y 30 años después los Sex Pistols fueron incluidos en el Salón de la Fama del Rock and Roll y reconocidos por el papel que desempeñaron en la música.

Sé que va a deteriorarse y que esto se convertirá en algo terrible, pero lo estamos enfrentando con sentido de la dignidad. Sería bastante fácil escapar y decir: ‘no es mi responsabilidad’, pero soy John y cuando me comprometo es para siempre y lo mantengo. Estoy muy orgulloso de hacer lo mejor que puedo por ella. Llevamos juntos 45 años; no vamos a cambiar nada. Somos una pareja, nos amamos, nos adoramos.

Johnny Rotten a la BBC

El artista también nos deja un lindo mensaje de esperanza:

Elimina la autocompasión y afronta una tragedia obvia con la mente abierta. Así es como han caído las cartas. Esto es lo que es. Este es tu futuro. Pero ese no es el final de tu futuro. Tendrás una vida después. Solo puedes esperar.

Johnny Rotten a la BBC

Héroes del Silencio en Netflix: el documental ya tiene fecha de estreno

La nueva máscara de Corey Taylor promete pesadillas