in

Freddie Mercury y la leyenda del «Señor de la Navidad»

El astro musical murió en 1991, pero continúa enviando regalos navideños a sus amigos cercanos, parientes y ahijados.

Freddie Mercury es de esas personas que sin haberlas conocido personalmente nos generan esa sensación de acompañamiento constante en diferentes momentos de nuestras vidas. El legendario cantante de Queen, además de ser recordado por todo lo que hizo en el mundo de la música, siempre se destacó por su notable espíritu navideño.

Decenas de declaraciones ponen en evidencia la generosidad de Freddie con su entorno más íntimo. Sin embargo, el relato más relevante es el de Elton John en su libro Love is the Cure: On Life, Loss and the End of AIDS, lanzado en julio de 2012.

En este libro, Elton cuenta que una mañana de Navidad, Tony King (uno de los grandes amigos de Mercury) apareció y le dio una funda de almohada. También agrega que su nombre ‘drag’ era «Sharon» y el de Freddie Mercury era «Melina». Dentro de la funda de almohada había una acuarela de Henry Scott Tuke con una nota que decía lo siguiente:

Querida Sharon, pensé que esto te gustaría. Con amor, Melina. Feliz Navidad.

Freddie Mercury a Elton John

Este regaló llegó a manos de Elton John justo un mes después de la muerte de Freddie Mercury, que aun sabiendo que iba a morirse, paseaba por subastas en busca de regalos especiales para sus queridos amigos de la vida quienes lo apodaron «El Señor de la Navidad».

Según el prestigioso diario británico Daily Express, a Freddie le encantaba usar su enorme riqueza para alegrar a los demás. Él dijo la famosa frase: «Puede que el dinero no pueda comprar la felicidad, ¡pero sí que puede darla!». No solo se complació en mimar a sus seres más cercanos y queridos, sino que continuó haciéndolo incluso después de su muerte en noviembre de 1991.

Freddie murió hace 30 años después de una batalla contra el SIDA, pero ordenó en su testamento que los grandes almacenes de Londres Fortnum & Mason enviaran una cesta de Navidad cada año a sus amigos cercanos y ahijados «para que nunca pierdan la magia del espíritu navideño y cada 25 de diciembre se sientan acompañados».

Desde entonces, todos los amigos y familiares de una lista que dejó Mercury en la tienda, reciben una canasta navideña cada 25 de diciembre. El regalo llega con una emotiva tarjeta y su correspondiente factura pagada a nombre de Freddie Mercury.

Studio 666: Publican el primer adelanto de la película de Foo Fighters

Príncipe William: «No hay nada mejor que escuchar AC/CD para activar el día»