in

Hace 29 años Sinéad O’Connor hizo algo que arruinó su carrera musical

Un momento muy incómodo ocurrido durante el programa televisivo «Saturday Night Live» y visto por millones de espectadores.

Sinead O’Connor popularizó «Nothing Compares 2 U» con una interpretación única, convirtiendo esta creación original del cantante estadounidense Prince, en una de las canciones más tristes del mundo. Este épico cover fue incluido en su segundo álbum de estudio titulado I Do Not Want What I Haven’t Got, lanzado tres años antes de este polémico episodio.

El 3 de Octubre de 1992,Sinead O’Connor durante su presentación en «Saturday Night Live», un programa perteneciente a la prestigiosa cadena de multimedios NBC, se animó a denunciar los actos más oscuros y perversos cometidos por miembros de la Iglesia Católica en una época donde la mayoría miraba para otro lado por miedo o por vergüenza.

Luego de cantar el último tema, una versíon acapella de «War» de Bob Marley, la cantante irlandesa que se encontraba en pleno auge de su carrera profesional, dejó un contundente mensaje ante millones de espectadores que seguían la transmisión en directo. Concretamente lo que pasó esa noche fue lo siguiente:

Esta escena agarró desprevenido a todo el equipo del canal televisivo porque durante el ensayo Sinead O’Connor sostuvo una fotografía de un niño refugiado sin hacer referencia al Vaticano. Tras señalar al papa Juan Pablo II como el «verdadero enemigo» rompiendo su foto, la producción del programa recibió cerca de 5000 llamados telefónicos de personas totalmente indignadas.

A partir de ese momento, todo lo que había construido con tanto esfuerzo comenzó a desmoronarse, la prensa norteamericana le dio la espalda y boicoteó por completo su carrera como cantante. El mundo del espectáculo masivo la rechazó y ella huyó de esa misma fama. Una década después pidió perdón pero aseguró en varias entrevistas que no se arrepiente de lo que dijo, pero sí de la forma en que lo hizo.

ActualmenteSinead O’Connor se llama «Shuhada» convertida en musulmana. De vez en cuando interactúa con sus seguidores en redes sociales y cuenta experiencias personales sobre sus problemas mentales y su adicción a las drogas. También se pelea con varios haters que la atacan por su aspecto físico.

Mark Hoppus de Blink-182: «Le gané al cáncer, me siento bendecido»

Mick Jagger se tomó una cerveza en un bar y nadie lo reconoció