in

Hoy se cumplen 48 años del primer disco de Queen

Fue un disco debut muy difícil, la mayoría de las compañías discográficas lo rechazaban hasta que llegó la revancha.

Si bien no fue un gran éxito en ese momento y fue superado por las últimas obras maestras de Queen como Sheer Heart Attack , A Night at the Opera , News of the World y The Game, este álbum debut homónimo fue clave en el catálogo del grupo, marcado por un sonido áspero y hard. En este primer álbum se incluyó el famoso «Nobody played synths» (No se han utilizado sintetizadores), que se convertiría en un rasgo distintivo de los discos de Queen hasta 1980, con The Game.

Antes de grabar el álbum de debut, Queen llevaba ya tres años ofreciendo conciertos por todo Londres. Para entonces ya habían pulido su estilo y tenían un directo bien elaborado y riguroso. Sin embargo, aún parecía imposible dar ese primer paso fundamental hasta las listas de ventas de sencillos y álbumes.

Introducirse en el mercado, parecía aún muy lejano; sin embargo, por fin firmaron un acuerdo con Trident Audio Productions, de Norman y Barry Sheffield, y a través de EMI llegó su primer álbum.

La relación entre Queen y los hermanos Sheffield acabaría en una amarga separación. Todo este periodo está bien documentado, y la canción de Freddie «Death on two legs», en A Night At The Opera (1975), dice todo lo que hay que decir sobre este turbulento capítulo de la historia de Queen.

Se publicó el 13 de Julio de 1973 en el Reino Unido y fue el momento para introducir el sonido dramático y grandioso de la banda; la poderosa y extravagante voz de Mercury; la guitarra melódica y orquestal de Brian May; los primeros signos de la preferencia de la banda por la producción y los arreglos de estudio meticulosos y minuciosos; y lo más importante, el primer sencillo de la banda «Keep Yourself Alive».

Ese álbum tenía la juventud y la frescura que nunca se recuperó, porque solo eres joven una vez.

Brian May en el libro 40 Years of Queen (2011)

«Keep Yourself Alive»

Lo que sin duda fue el presagio del sonido clásico de Queen durante el resto de la carrera de la banda fue la pista y el sencillo del álbum, «Keep Yourself Alive», escrito por May. Un rockero melódico de ritmo rápido, rompió la tendencia de la mayoría de los números de pop y rock debido a su larga introducción con guitarra antes de que la voz de Mercury se activara; la pista mostró la guitarra ronroneante de May, que suena a varias capas, en su solo. De manera reveladora, la letra fue profética en el contexto de la historia de la banda, acerca de mantenerse fiel a los objetivos de uno a pesar de lo que otras personas te digan algo más, algo que Queen tomó en serio cuando se trataba de lidiar con los críticos.

Día Mundial del Rock: el origen de esta fecha tan especial

Tienen una banda de rock y lavan autos gratis para hacerse conocidos