in

Instaló una estatua de Freddie Mercury tras luchar ocho años por el permiso

Acaba de ser inaugurada en la isla turística de Jeju en Corea del Sur. Su creador es un empresario fanático de Queen.

Baek Soon-yeob es un empresario de 57 años surcoreano que quiso cumplir su sueño de instalar una estatua de Freddie Mercury para enseñarle a las nuevas generaciones que en su época de adolescente estaba prohibido escuchar rock.

La música de Queen estaba prohibida en la Corea del Sur de los años 1970, donde el régimen del dictador militar Park Chung-hee también prohibía a los hombres dejarse crecer el pelo.

El señor Baek tuvo que luchar durante casi ocho años contra la burocracia de su país y con la productora de la banda Queen para poder conseguir los permisos e instalar la estatua de puro bronce que mide 1,77 metros de altura.

El costo total de este proyecto y sueño cumplido fue de casi 40.000 dólares. Lo que permitirá que miles de turistas de todas partes del mundo puedan contemplar esta obra de arte con el mar de fondo en un lugar bello y privilegiado.

La vez que Marilyn Manson sorprendió a todos con su rostro sin maquillaje

Era obrero metalúrgico, se cortó dos dedos trabajando y luego creó el heavy metal