in

La historia de Colt Clark & The Quarantine Kids

Esta es la historia de una familia que aprovechó el encierro para abrazar al mundo con sus videos musicales que se hicieron virales.

En Marzo del 2020 Colt Clark, padre de 3 hijos, perdió su trabajo como músico profesional en algunos hoteles de su querida Tampa, una hermosa ciudad costera en el golfo de Florida, Estados Unidos. Por las restricciones de la emergencia sanitaria global, los hoteles dejaron de atender al público por lo que Colt se vio obligado a reinventarse.

Lo primero que se le ocurrió, no como un negocio, sino como una oportunidad para escapar del estrés que le generaba esa situación de encierro e incertidumbre, fue hacer música con sus hijos para divertir y unir a la familia.

Una mañana Aubree, esposa de Colt, agarró la cámara, reunió a la familia y comenzó a grabar videos cortos en modo de experimentación. En ese momento, no todos los hijos de la familia Clark sabían tocar un instrumento, situación que fue aprovechada como una buena oportunidad para aprender música en familia.

Tras una semana de ensayos, Colt Clark decide grabar y subir un cover de «Come Together», éxito absoluto de The Beatles. En pocas horas recibió cerca de 10.000 reproducciones, la mayoría provenientes de Canadá, de allí el potencial video viral saltó a Latinoamérica, consiguiendo millones de visualizaciones y miles de comentarios en pocos días.

En una entrevista Colt cuenta que fue tan grande el impacto de ese video que una vez recibió una carta anónima dentro de un estuche de guitarra con un cheque por 20.000 dólares. Impulso económico que le sirvió para pagar deudas y sostener a su familia en el momento más difícil de su vida.

Posteriormente, tras el rotundo éxito de su primer cover, crearon una banda que se llama Colt Clark & The Quarantine Kids que en la actualidad cuenta con muchos seguidores en YouTube y cientos de covers homenajeando a bandas de Rock & Pop.

Esta experiencia fue maravillosa hicimos música en un momento donde todos necesitábamos divertirnos un poco para olvidar las consecuencias duras de la pandemia. Lo que comenzó como un juego en familia terminó siendo una caricia al alma para millones de personas. Y eso es lo que más me hace feliz de esta inolvidable historia.

Colt Clark

Tras la muerte de Kevin Clark, ciclistas piden más seguridad en las calles

Jon Bon Jovi: «Pensemos en positivo para encontrar soluciones»