in

Ricky Maravilla: de niño sufrió la pobreza y hoy supera a los Rolling Stones en YouTube

Conozca la dura historia del músico argentino influenciado por Elvis Presley que no tenía donde dormir y hoy gana millones en internet.

Luis Ricardo Aguirre popularmente conocido como Ricky Maravilla es un músico argentino que logró trepar a la cima del éxito musical gracias a su instinto humano de supervivencia desarrollado desde niño.

Ricky nació en el campo, rodeado de cerros en el norte argentino, específicamente en la tierra parda y roja de los Valles Calchaquíes de la provincia de Salta conviviendo con la fuerza de los ríos y el talento de los pájaros cantores.

Según el Instituto de Estudios Laborales y del Desarrollo Económico (IELDE) Salta es una de las provincias más pobres de Argentina que paradójicamente cuenta con una riqueza natural invaluable, sobre todo en la actividad minera (oro, plata, cobre, litio, etc).

Salta es manejada por una aristocracia conservadora y rica desde el Siglo XIX. Hasta el día de hoy las familias que conforman la elite salteña (vinculadas a la Iglesia Católica) ocupan y manejan todos los cargos de poder a pesar de adherir a un régimen democrático moderno.

En ese contexto inexplicable, muy parecido a las películas sobre la monarquía, nació Ricky Maravilla. Un hombre que logró desarrollar su carrera artística desafiando todas las barreras impuestas por un sistema injusto y programado para achicarles gran parte de las oportunidades de progreso y prosperidad a los sectores más pobres, en su gran mayoría directamente relacionados con un origen vinculado a los pueblos indígenas de la región del norte andino.

Mi mamá Marcelina y mi papá Rafael se conocieron trabajando todo el día en el campo, allí comenzó su historia de amor.

Ricky Maravilla

Cuando él y su familia se mudaron a Salta Capital apenas tenía dos años de edad. Su padre consiguió un trabajo precario como jardinero en el Parque San Martín, y por la constante humedad a la que estaba expuesto, Rafael terminó muriendo a causa de una fuerte neumonía.

Ricky Maravilla

Pobre en lo material pero rico de espíritu

A los siete años Ricky jugaba en la casa de una vecina y escuchó que su madre viuda le pedía plata a esa señora para poder alimentar a sus hijos y comprarles ropa. En medio de su pura inocencia de niño le preguntó a Marcelina: «¿Mamá por qué le estas pidiendo plata a esa señora?», ella le contestó con lágrimas en los ojos: «Porque somos pobres hijo mío».

«¿Mamá yo no quiero ser pobre, cómo se hace para no ser pobre? – Estudiando hijito mío.»

Ricky Maravilla maduró de golpe y le prometió a su mamá, abrazándola con mucha fuerza, que él iba a estudiar hasta conseguir regalarle una casa con balcón. A partir de ese momento el pequeño ser humilde y sensible dispuesto a luchar por su familia, comenzó a encarar la vida desde otra perspectiva.

Al otro día volvió a la escuela primaria y le pidió a la maestra que le de la oportunidad de poder ser protagonista en los actos escolares. Así empezó a interesarse por la actuación y el canto de manera amateur, sin conocimientos previos. Se defendía bastante bien, llamaba la atención de sus compañeros y su luz de artista comenzaba a encenderse.

Justo en esa época su mamá decidió mudarse a Buenos Aires porque la situación económica ya era insostenible. Él, su madre y sus hermanas menores armaron el equipaje y salieron en busca de una señal de esperanza.

Ya en Buenos Aires intentaron encontrar una pensión para poder pasar la noche pero nadie los aceptaba porque los propietarios pensaban de que en el caso de un posible desalojo podría complicarse debido a que Marcelina tenía hijos pequeños.

Terminaron durmiendo cerca de La Estación Retiro todos juntos abrazados en un banco. Pasaron muchas noches de frió que se hacían eternas ante tanta incertidumbre. La mamá heroína jamás les dijo que estaban pasando un mal momento, al contrario, usaba su imaginación para disfrazar la realidad mediante un tierno juego de fantasía.

Una luz de esperanza se hizo visible cuando entre tanto andar y buscar lograron ser aceptados en la pensión ‘Pedrito’. El dueño del hostal le propuso a Marcelina ser la encargada del hospedaje. El lugar estaba lleno de músicos provincianos, es por eso que Ricky pudo tener su primer contacto cercano con los instrumentos musicales.

El pequeño Ricky sintió amor a primera vista por la guitarra y el canto enredado en una cuestión de necesidad que lo empujaba a tratar de cumplir su mayor sueño en esta vida. A medida que fue creciendo el niño maravilla se dio cuenta que con la música podía llegar a ganar unas monedas para costear sus estudios de manera digna.

Ya en su adolescencia comenzó a navegar en el mundo de la música tropical (influenciado por el folclore de sus pagos, cantantes melódicos argentinos y el rock estadounidense) presentándose con su grupo musical en confiterías bailables, lo que le permitió vencer su timidez que arrastraba sintiendo el peso en sus hombros desde niño.

Una de esas noches de bohemia tuvo como espectador de lujo a Oscar Anderle, productor y compositor que trabajaba con Sandro. Al terminar el show, se acercó un mozo y le dijo: «Ricky vení, me acaba de hablar un señor relacionado con la industria musical y quiere charlar con vos».

«Hola Ricky, nos gustó mucho el timbre de tu voz ¿Te gustaría grabar un disco infantil?»

A partir de ese momento la vida de Ricky Maravilla cambió completamente para bien, su gran sueño comenzaba a ser una posibilidad real para de una vez por todas lograr vencer a su mayor enemigo: el miedo a ser pobre.

El «changuito» tímido nacido entre los coloridos valles salteños aceptó y grabó en un estudio profesional «El Gallo y la Pata» que hoy tiene millones de reproducciones en YouTube. En la actualidad Ricky Maravilla es millonario y lo más importante es que pudo cumplir su sueño de comprarle una casa con balcón a su amada madre.

Sería interminable este artículo si desarrollamos toda la carrera musical de Ricky Maravilla, la idea era contar esta historia de superación personal en la que el protagonista avanza motivado por el profundo amor que siente por su familia.

Hoy Ricky Maravilla a sus 76 años, también conocido como ‘El Hombre Gato’ en el ambiente de la música, superó en reproducciones a legendarios artistas argentinos y también internacionales, inclusive a los Rolling Stones gracias a la magia de sus canciones infantiles que alegran a niños y niñas de todo el mundo.


Fuente de la información: «He vivido: Ricky Maravilla, la historia de un luchador» (TELEFE)

Murió Ulises Eyherabide líder de «Rescate», banda ícono del rock cristiano

La historia detrás de «Don’t Speak», el éxito musical que consagró a No Doubt