in

Spencer Elden: «Esa portada fue realizada sin mi consentimiento»

El bebé de la tapa de «Nevermind» sigue agregando documentos a la causa que le inició a Nirvana por «explotación infantil».

Spencer Elden, popularmente conocido como ‘El bebé de la tapa de Nevermind’, por aparecer en el exitoso álbum de Nirvana lanzado en 1991, no baja la retaguardia y sigue impulsando su causa por «explotación infantil» contra ex miembros sobrevivientes de Nirvana, entre otros.

Cabe recordar que esta demanda fue rechaza a principios de este año por el Tribunal del Distrito de California Central, EE.UU, por «carecer de fundamentos serios». El juez Fernando Olguin consideró que Spencer se tatuó «Nevermind» en el pecho, posó en fotos publicitarias en conmemoración de varios aniversarios del disco, y además hizo presentaciones en programas televisivos lucrando con su historia por voluntad propia.

Sin embargo, hace un par meses ‘El Bebé de Nevermind’ y sus abogados volvieron a presentar la demanda y actualmente siguen agregando más pruebas para lograr ganar esta batalla judicial que ya lleva varios años.

Según los abogados de Spencer Elden, la portada del álbum Nevermind (1991) le provocó a su defendido «angustia emocional extrema y permanente» así como «pérdida de por vida de la capacidad de generar ingresos», entre otras consecuencias, por culpa de la foto en cuestión.

Elden, ahora de 31 años, pide una compensación de 150.000 dólares a cada uno de los acusados, incluidos Universal Music Group, el fotógrafo Kirk Weddle, el baterista de Nirvana y leyenda del rock Dave Grohl, el bajista de Nirvana Krist Novoselic y Courtney Love, la viuda del cantante principal de Nirvana, Kurt Cobain, quien murió en 1994.

Encuentran muerto al hijo mayor de Nick Cave

Especialistas en trastornos mentales recomiendan escuchar Pink Floyd