in

Tracy Chapman: una luchadora por la paz mundial

Es la creadora de grandes éxitos como «Baby Can I Hold You» y «Fast Car». Una luchadora incansable contra la desigualdad y la discriminación.

En un mundo lleno de excentricidades como es el de la música, Tracy Chapman recurrió siempre a la sencillez y al uso de la música como una herramienta de reivindicaciones y luchas sociales.

La década de los 80, fue una época crucial para la música en cuanto a manifestaciones sociales y políticas. Son muchos los artistas que volcaron en las letras de sus canciones diferentes situaciones que se vivían a diario pero que los medios masivos de información, simplemente callaban.

Así es que surgen festivales que invitan a repensar las injusticias sociales como fueron Live Aid, el concierto de Mandela y las giras de Amnistía. Los músicos que formaron parte de estas propuestas de festivales abrazaron el regreso de la moralidad al discurso público para hacerle frente a la pobreza, la hambruna y la discriminación racial.

Particularmente Tracy Chapman luego de lanzar su primer material discográfico en 1988, fue invitada al aniversario por los 70 años de Nelson Mandela, quien todavía se encontraba preso. El evento fue televisado y Chapman se llevó toda la atención al punto que días después, sus canciones llegaron a encabezar las listas musicales de Reino Unido. Ganó múltiples premios, entre ellos tres Grammy: Mejor interpretación vocal pop, Mejor grabación de folk contemporáneo y Mejor artista nuevo.

Tracy Chapman odia las entrevistas. Cuando su agente publicitario comenzó a difundirla como artista solía ​​inclinar la cabeza y decir «Sí» y «No» para responder preguntas en los reportajes que le hacían. Durante varios años, dejó de hacerlos por completo.

Hay un momento y un lugar para todo y mi enfoque es la música. Así que prefiero pasar la mayor parte de mi tiempo haciendo, y no hablar de hacer música.

Tracy Chapman

Sus padres se divorciaron cuando ella tenía cuatro años. Tracy y su hermana mayor vivían con su madre, quien, habiendo rechazado la manutención de los hijos de su padre, las crió con la asistencia social mientras trabajaba en trabajos mal pagados.

Chapman recibió una beca para una escuela preparatoria episcopal en Connecticut, y de allí fue a la Universidad de Tufts, Massachusetts. Eligió Tufts porque quería ser veterinaria, pero poco después de llegar allí cambió su título a estudios de antropología y africanos, y se graduó en 1986.

Un verano, cuando ya no pudo soportar su trabajo de verano cortando el césped en casas de lujosas zonas residenciales, ella comenzó a tocar la guitarra en la calle y a partir de ese momento comenzó a perseguir su verdadero sueño hasta que logró transformarlo en realidad con sus grandes éxitos: «Fast Car», «Across the Lines», «Talkin’ Bout a Revolution», «Baby Can I Hold You», «Subcity» y «Give Me One Reason».

17 curiosidades sobre la vida de Chester Bennington

Jesús del Río, el niño rockero que hace furor en España, es finalista de «La Voz Kids»